Las ideas

Este restaurante crea menús infantiles con nombres evocadores.

Se dice a menudo, pero en la mayoría de los casos las ideas más simples son las mejores. En los Estados Unidos, un restaurante en la ciudad de Altoona, Pensilvania, ofrece a los niños un menú muy especial. La idea es simple: desvíe las palabras habituales de los niños al restaurante para crear nombres de menú.

No sé", "Me da igual", "No tengo hambre" o de nuevo "No quiero eso" Son expresiones que a menudo salen de la boca de los más jóvenes, y que se convierten aquí en nombres de menús. ¡Este restaurante sabe hablar con los niños!